VI ENCUENTRO POÉTICO DE LA LOBERA DE GREDOS



VI ENCUENTRO POÉTICO EN LA LOBERA DE GREDOS

DEL 11 AL 14 DE OCTUBRE DE 2012

Coordinado por Ángeles Fernangómez

Viernes 12 de octubre
Recital en la Casa de la Cultura de Arenas de San Pedro
(Ávila)

bajo el lema

LA FUERZA DE LA MANADA


Dedicado a los componentes de Poética en Gredos que están atravesando momentos especialmente difíciles.


Cartel: Ángeles Fernangómez

Conciencia

Un poema de CRISTINA LÓPEZ ROJO


Sólo queda la pálida voz
esa voz 
que se desmorona en tristezas, 
en el tic-tac de relojes moribundos
mecidos en cunas de niñez y arena. 

Esa voz interna que nunca duerme,
que anida en leprosos bolsillos
fecundos de soledad,
y en esas ciegas noches
donde la luz perece,
se oye el bramido azul de su misterio.

Sus cantos de sirena
no hacen tumba en las peñas,
inútil es atarse a mástiles de cera
ni el mismo Ulises pudo
conjurarla en el cielo.

Y es así como esa voz nos sobrecoge
el día de nuestra boda con la tierra.



Cristina L. Rojo, julio 2012
Imagen:  Volcán Chaitén, NASA

X JORNADAS "MAR ADENTRO"



X JORNADAS LITERARIAS

"MAR ADENTRO"

Coordina: Teodoro Rubio

8 y 9 de septiembre 2012

Candás (Asturias)




SÁBADO, 8 DE SEPTIEMBRE:
Mañana
12 horas: Recogida de material y credenciales en la Casa de Cultura de Candás.
12.15: Acto de Inauguración:
Teodoro Rubio, Coordinador de las Jornadas.
Ángel Riego González, Alcalde de Carreño.
12:30 h. Ponencia de inauguración “La mar en la poesía española”.
Ponente: Carlos Murciano.
Presenta: José Marcelino García.
Lugar: Casa de Cultura de Candás.

Tarde
18:00 h. Recital Poético “Salomas a la mar” en el Puerto.
Coordinan: Alfredo Piquer y Armando Vega.
Lugar: Dársena del puerto.
19:30 h. Homenaje al poeta asturiano LUIS FERNÁNDEZ ROCES.
Coordinan: Antonio Merayo y Julio Obeso.
Lugar: Casa de cultura de Candás.

DOMINGO, 9 DE SEPTIEMBRE:
Mañana
10:30 h. Recital poético.
12: h. Ponencia:” Vida, pasión y muerte de Federico García Lorca”.
Ponente: Joaquín Fuertes Álvarez.
Presenta: Antonio Merayo.
13:30 h. Clausura oficial y entrega de Diplomas.
Lugar: Casa de Cultura de Candás.

Estas jornadas literarias están abiertas al público en general. Para más información e inscripciones pueden dirigirse a:
Oficina de Turismo
C/ Braulio Busto, 2
33430 – Candás – Asturias
Tel. 985 88 48 88

Homenaje a Antonio Machado 1912-2012



En el centenario de la publicación de 
"Campos de Castilla"

HOMENAJE A ANTONIO MACHADO

en 

La Casa Museo del poeta en Segovia

(C/ de los desamparados, 5)
Telf.: 921 460 377


Domingo 22 de julio de 2012, a las 17.00 hrs.

Lectura de Poemas por poetas de la Tertulia Gerardo Diego, 
de Madrid

Poesía en Sidecar. El Recital

                                                                          

El jueves 28 de junio, todos los integrantes de la segunda temporada de POESÍA EN SIDECAR vivimos una noche especial.

El último recital del ciclo fue divertido, ingenioso y gratificante, en lo poético y, sobre todo en lo humano.

La poesía es un buen hilo conductor para vivir momentos inolvidables y hacernos sentir afortunados.

Mi gratitud a Rosa Jimena y a Manuel Martínez Carrasco por dejar que, hace casi un año, me subiera a este maravilloso medio de transporte que tan bien conducen.

Mi gratitud, también, a todos mis compañeros del ciclo: Ángeles Fernangómez, Enrique Fornies. Jesús Arroyo, Laura Caro, Leire Olmeda, Luis García, Luis Suárez, el Poeta Pijo, Luis Miguel Rodrigo, María García Zambrano y Marina Tapia, por su calidad literaria y humana. Entre ellos me he sentido acogida y afortunada.

Mi gratitud a Montserrat Morata, sidecarista pionera, recién llegada de París, que aportó una presentación del recital magnífica y su savoir faire innato e intransferible, por su amistad y su cercanía.

Y, por último, mi gratitud, también, a Enrique Gracia Trinidad, cuyo epílogo reproduzco al final de esta entrada, inmenso. Es un orgullo y un placer compartir con él, siempre.

Laura Gómez Recas

El recital en siete vídeos de E. Gracia Trinidad.
Montse Morata, presentación
                                      

Laura Caro, Manuel Martínez Carrasco, Leire Olmeda y Luis Suárez, el poeta pijo


Luis Miguel Rodrigo, María García Zambrano, Jesús Arroyo, Laura Gómez Recas y Ángeles Fernangómez


Marina Tapia, Enrique Fornies, Rosa Jimena y Luis García


Un poema de cada autor



Epílogo de Enrique Gracia Trinidad   
     


Texto del epílogo:


Heme aquí ante vuesas mercedes determinado de cumplir una deuda de amistad ya que no de sangre, que tanto diera.
Place a este humilde casi-ciego ser la S y el clavo y poner llave a tan bizarra aventura poética, que sabe de amores, atrevimientos y porfías más que la abeja que se atrevió a picar al señor Cupido.

Según rezan letrados escribanos, ha sido aventura motorizada, que no parece otra cosa ese invento del demonio llamado sidecar en lengua hereje y que mejor entendiera yo por carromato, y aún más cristianamente por serón o albarda.

Sentaron plaza por segunda añada en el corral deste mesón de Libertad, con buena industria y unción desaforada, una trecena de ilustrísimos poetas, que hubieran sido 14 de haber estado listo otro plumífero que salió galgueando por las de Villadiego dejándolos a todos en ese número 13 de tan mal fario pero que en nada estorbó la mejor fortuna.

Así, estuvo como primera dama en letras la licenciada Laura de Caro, maestra de amiga y aún de escuela de mozos, natural de esta Villa y Corte, experta en lengua romance de Castilla
y en esa parla bárbara de la pérfida Albión que dicen britana.
Es mi señora Laura culta latiniparla sin afectación y sabe de lo que es amor y no bordar palabras. Se cuenta en el mentidero de los representantes que ocasiones hay en que desaparece y anda como en el aire de Madrid perdida. Aconsejan no se le moleste en tales ocasiones, porque ha ido a robarle besos a la luna. Se sospecha que puede ser incandescente y volar como un poema, (no lo digan sus señorías a los familiares del Santo Oficio por si le envían sus corchetes)

Anduvo a vueltas con ella, recitando a dúo, un reconocido físico, sangrador sin lanceta ni sanguijuela, que ejerce de remendón de cuerpos y apañador de pleitos en la muy noble y muy leal capital del Reino de Murcia, y otrosí en esta misma Villa cuando lances librescos o naguas de espuma lo convocan. Atiende el tan ilustre seguidor de Hipócrates al nombre de doctor Manuel Martínez y Carrasco, desconociéndose si es familiar del bachiller del Quijote, pero también acude solícito cuando le llaman amigo, compadre o compañero. Sábese dél que toca la vihuela y canta en los saraos, durmiendo luego hasta bien alzado el carro del padre sol, dando, por no ceder en sueño, razones para una siesta, aunque no la haya menester.

Pasó después una poeta joven pero no misacantana, pese a su buen nombre de monasterio del Reino de Navarra y apellido de bosque garcilaso: doña Leire de Olmeda, natural de Rivas del Jarama, que hoy se conoce como Vaciamadrid por ser campos de pan llevar para esta corte, según dijeran moros.
Es dama aguerrida que huye del chapizanco y los afeites; tan combativa que bien pudiera un día dar en galeras por el aquel de su afán comunero, pero a la que es menester tener en cuenta por la honra y la prez de sus versos y por la intención que en ellos cumple.
Sabe del Habeas Corpus y otras donosuras y es capaz de poner como testigo de su demanda de amor, a un buen jarro de cerveza.

Acompañola en su función el licenciado don Luis Ricardo de Suárez que nómbrase a sí mismo poeta pijo, que no pija de alcoholes o naderías.
Notorio paisano acomodado en esta Villa y Corte que bien pudiera codearse con Jacobo de Gratis, al que vuesas mercedes llaman Caballero de Gracia y aún hacer sombra al mismísimo Bernardino de Obregón, por sus hechuras de galán y sus prendas de caridad.
Provocador en letras sin descalabro y explicador de perlas, tiene cuerpo de jácara y oficio de letrado, sobre todo en la A, por ser primera letra de la gramática y dar en Ansia, Arrullo, Arrogancia, Aliento, y hasta Aguijón. No le faltan a su señoría dichos ajustes, que también caben en la faltriquera de sus versos.

Sumóse a estas jornadas otra maestra de las tantas que dan ahora los tiempos —cosa de encantamiento, cuando otrora no las daban— la eldense doña María de García y Zambrano, cuya diligencia es madre de su buenaventura. Sábese bachillera de lengua romance, diestra en enderezar literariamente a los rapazuelos más ceporros, y tal vez en cocinar gachamiga y fandango, extremo tal que falta de ser probado.
Esescriba de un dios, aunque lo mienta, y aparece en cancioneros como tocada de las musas, pese a que tampoco lo pregone.
Anda en boca de todos que su alcurnia es notable y sin tacha porque su espíritu tiene la altura de entender en cosas altas y convertir en lo mismo las que no lo fueran.

Fue pareja de jácara y entremés de doña María, maese Luis Miguel de Rodrigo, otro gato de abolengo, aventajado al parecer en trepanar sin daño los sesos de los dolientes de alferecía y otros locos y orates, profesión que, cuentan, es ahora de mucho uso y costumbre.
Es licenciado que hubiera obtenido múltiples prebendas de haber vivido en mi Siglo del Oro por el aquel de haber publicado pliegos sobre el trastorno de los ideales que, como vuesas mercedes saben, andábanse trastornados en los tiempos del rey Felipe, que dios Guarde.
Bien parece que ahora siguen igual de trastornados, según entiendo de los versos-diatriba, agudos como punta de lezna, que alumbra este poeta y doctor de la cabeza.

Subióse luego a aqueste tablado doña Laura de Gómez y Recas, licenciada por la vieja universidad de Cisneros, hoy desterrada en la Villa de Madrid. Fue su licencia en un asunto extraño que hogaño dicen periodismo y que aparenta ser arte de escribir en pliegos de cordel o hablar en púlpito de los dimes y diretes de la Corte, o de fútbol (quién sabrá que quisicosa es esa) y de cualesquiera de los lugares que en los mapas son.
Dicen de esta dama que es hembra de afamada sonrisa cortesana, que prodiga sin tacha, honrando tanto a reyes como a mendigos, y que sabe de utopías igual que aquel Tomás Moro que defendió a nuestra señora Catalina de las felonías de un monarca de Albión.
Cuentan así mismo que en la Cuesta de los ciegos, hizo justicia y caridad con un lacayo de color hermoso, que desapareció al poco como si se tratase de una de las tantas leyendas de esta Corte, y fuese y no hubo nada.

Junto a doña Laura, remedando al mismísimo Petrarca, llegó maese Jesús Arroyo, bien conocido de los habitantes de esta villa por su bonhomía sin cuartel y sus artes en amasar empanadas sin mosca. Se sospecha que vino de Torrejón de la Ribera, hoy Real Sitio de San Fernando de Henares, lugar de buenos tapices y de labranzas en tierras del Condado de Barajas, pero tiene hoy en Madrid mesa y mantel y recado de escribir.
Aguerrido y temerario, es capaz de afirmar en sus versos que quiere que le tiren a la hoguera... Atrevimiento pernicioso que puede hacer hogaño, que si lo hiciera antaño, ya estaría la Santa Inquisición regalándole con toca sin rezo, potro, garrucha o tea de alguacil. Sabe, como el afamado Alonso Quijano, que el año que es abundante en poesía suele serlo en la hambre,
pero él es remedio de muchos y de sí mismo y no ha de faltarle yantar mientras oficia en rimas.
Ocasión hubo en que doña María de los Angeles, por más gracia Fernangómez, aposentó sus versos en este corral del barrio de los chisperos. Y hubo de hacerlo sola, como si hubiese sido abandonada ante el altar, novia en desuso de sí misma y alentada por su propio fuego.
Fue única ocasión aquesta en que la albarda que llaman sidecar quedóse en los corrales, y cabalgó esta dama de tronío la templada condición de sí misma por calles y vericuetos.
Es cuento archisabido que vino de las montañas leonesas y sentó plaza de escribana en despacho de algún secretario de su Majestad, lo que no le impide conspirar en plazas y mesones, y levantar el ánimo de los súbditos frente a los guantes de ante que ocultan uñas y ladrones de privilegio en despensa a quien no se atreven los alguaciles.
Burlaría con el maestro Lope y su discípulo Gracia calculando que hubiera en la corte más poetas que candiles.

Llegada de las tierras del antiguo Virreinato del Perú, que llaman Chile, un país cerbatana como hay pocos, apareciose doña Marina de Tapia, hija de Valpo, la joya del Pacífico, por más nombre Valparaíso, que desde que tal dama se vino dejó de serlo porque se trajo con ella el Edén y abandonó su lar en Valle sólo sin paraíso.
Titiritera, artista de pinceles y poeta, es dama de alcurnia en plazas y corrales de comedias, y tanto diera en los salones del arcipreste o el rey si la llamasen. Sabido está que no habrán de convocarla fácilmente pues es noticia clara que andan los tiempos torpes y mal gobernados en estas Españas doloridas.
Diz de tal peregrina que vase buscando acomodo en la costa andaluza donde tal vez sus gracias fueran de más provecho que en la Corte en que medran más las alcahuetas, los barbilindos y los ganapanes de fortuna que los artistas ciertos como ella.

Acompañó a la titiritera el licenciado Enrique de Forniés, doctor en filosofías por la Universidad de la ciudad de los Santos Niños, Justo y Pastor. Afirma que nació de las palabras, pero sabido es (por más de un cronista de la Villa) que el dicho doctor es experto en silencios y amigo de aquello de que al buen callar llaman Sancho. Sólo un buen pichel de vino mulso lograra desatar su lengua.
Tan cumplido alumno como profesor, es capaz de alquilar su cabeza en unos versos, llamándola sincera, bien amueblada y emocionalmente sana.
Cuentan en el Mentidero de San Martín que hay más de uno y de dos que buscan alquilársela de tan gastadas como andan las cabezas en la Corte.
Dicen también, aunque es carta a la que falta el cristus, que en su sabiduría y buena andanza, sigue los consejos de Quevedo y para que todas las mujeres hermosas anden tras de él, se va él mismo andando delante dellas.

Remataron faena en esta santa posada de vino y verso doña Rosa Jimena y don Luis García, entrambos nobles ilustres de la Villa de Madrid.
Cuentan de doña Rosa que no desciende de la Jimena del Cid, aunque bien pudiera, y que es discreta de tono al estilo cervantino que nos recordara aquello de que no hay gracia donde no hay discreción, y anda ella sobrada de la una y de la otra;
Sábese en las covachuelas que si fuera menester una dueña cumplida para enderezar los entuertos de este siglo, habrían de contar con ella o abandonar el empeño. Delante de un buen vino de las bodegas de Rueda, es capaz de ablandar las ínfulas de un dominico por muy dómine cane que se tenga, y hacer entrar en razón, justicia y comedimiento al mismísimo Conde Duque, al impulso soberano que asesinó a Villamediana y hasta a su misma tocaya la Rosa de los Vientos que apuntara galerna.

De don Luis García, dícese que es un adelantado de la vida y su propósito, y que por donde pasa deja santo y seña y duelo de dueñas.
Ocupado en un su afamado mesón, alterna picheles y escudillas con buenos versos, como si de un renacido Baltasar de Alcázar se tratara.
De su memoria, que se aparece milagrosa por tamaño y forma, salen palabras de cualquiera siempre puestas en sazón, y de su propia faltriquera, versos barrocos a la moderna y nuevos a lo de siempre.
Notorio es verle sentar plaza entre seda tejida en tafetán de lustre, terciopelo veneciano, urdimbre de flor de loto, y lazo que en su tiempo envidiaran Lord Byron y el mismo Brummel.
Sus versos cantan con los borrachos, porque no queda más suicidio que vivir, y así lo sabe y lo pregona y firma.

No quisiera dejar este tablado de la farsa sin hacerme lengua de los encantos y buena andanza de la introductora Monserrat de Morata
que ha presentado estas jácaras poéticas, recientemente llegada de Francia, y donde cuentan que anduvo glosando a un escritor gabacho imitador de Ícaro pero en cuyo cartel de aposentamiento remedó a don Luis Mejía, el del Tenorio y dicen que escribió:

"puse un cartel en París
diciendo: Aquí hay una Montse
que vale lo menos dos.
Pasará aquí algunos meses,
y no trae más intereses
ni se aviene a más empresas,
que dar envidia a francesas,
y ligar a los franceses."

Y estas fueron las gracias y desgracias, entuertos y virtudes que hubieron en el mesón de Libertad las tardes de poesía en albarda...o en sidecar si gustan de la moderna jerigonza.

Aquí cumplieron y dieron magisterio poetas de pie derecho, con mejor arte y entendimiento del que suelen mentir otros poetas de 1ª tonsura; que tienen aquestos 13 laurel y pluma del mejor Homero.
Como me contaron sus prendas, así las concerté.
Ya que han sido amables con ellos, sean así mismo vuesas mercedes benevolentes con este pregonero, ciego por mala fortuna de leer versos malos en muchos libros —¡que así los descalabraran según se nacen!—, y que anda en este instante recuperando milagrosamente la vista por leer los buenos poemas de estos vates nombrados que ven en el corral de Libertad púlpito y acomodo.
A más de benevolentes, muéstrense generosos y paguen a este viejo un pichel de buen vino de Arganda o Cariñena.
Que miren que la honra del amo descubre la del criado y según eso, este humilde versificador que, como don Miguel, añora la gracia que no quiso darle el cielo, les ha servido hoy con cuanto esfuerzo supo.
Así que es menester que vuesas mercedes hagan alarde de buena cuna, que no es mejor la fama del juez riguroso que la del compasivo.

Queden sanos y premie el cielo con su largueza la que ustedes nos demuestren.
Y vale.
Enrique Gracia Trinidad

Poesía en Sidecar





en

Jueves, 28 de junio
A las nueve de la noche

Todos los componentes de Sidecar en el cierre del ciclo 2011-2012


Ángeles Fernangómez
Enrique Fornies
Jesús Arroyo
Laura Caro
Laura Gómez Recas
Leire Olmeda
Luis García
Luis Suárez, el Poeta Pijo
Luis Miguel Rodrigo
Manuel Carrasco
María García Zambrano
Marina Tapia
Rosa Jimena


Presenta
Montserrat Morata

Epílogo
Enrique Gracia Trinidad

 

Haiku de Occidente

A Miguel

 Mi dulce beso
sobre papel amado.
Escribo en ti.


Laura Gómez Recas
Imagen: Saturn's moons Dione and Titan, NASA




A cielo abierto



EXPO-RECITAL

A CIELO ABIERTO

Grupo Poética en Gredos

en

LOS DIABLOS AZULES
c/ Apodaca, 6

Viernes, 15 de junio a las 20.30 hrs.

El Grupo Poética en Gredos se reúne una vez al año en La Lobera de Gredos (Arenas de Ávila). En La Lobera se ha empezado a desarrollar un proyecto que prentende integrar el arte en la naturaleza. Nuestro grupo se comprometió con esa idea y en el mes de enero nos dimos cita para hacer nuestra aportación.

El viernes se inaugura una exposición con las fotografías de aquel fin de semana con una reunión abierta y un recital de poesía de algunos de sus componentes.


El acto será retransmitido en directo por internet a través de La Hoja en Blanco.

Piedra del Molino



Revista de Poesía

PIEDRA DEL MOLINO

(Número 16)


Director
Jorge de Arco

Consejo Asesor
Antonio Mingote
(Real Academia Española)
Antonio Murciano
El Marqués de Tamarón
Luis Alberto de Cuenca
Luis Van-Halen
Pepa Caro
Pedro Sevilla


Poemas de
Emilio Ruíz Parra, Jesús Hilario Tundidor, Julio Martínez Mesanza, Diego Ropero-Regidor, Ángel Petisme, Ana Mª Castillo Moreno, Octavio Aguilera, Rafael Lobarte, Felipe Lázaro, Laura Olalla, Luis de Blas, Juan Antonio González Romano, Laura de Colloví, Márcio Catunda, Enrique García-Márquez, Elisabeth Porrero, Jesus Bernal, Mª Antonia Ortega, Laura Gómez Recas, Rolando Ávalos, Marta López Vilar, Ángela Segovia, Ruth Miguel Franco, Darío P. Carvajal, Luis María Martínez y María del Carmen Mestre.

Monográfico
Henry Constable

Crítica literaria
Jorge de Arco, Matthew Sawyer, Fermín Herrero y Pedro Sevilla.

Edita
Asociación Cultural Piedra del Molino
Apartado de Correos 20258
28080-Madrid




Menos


Soy menos que el agua
porque en el llanto muero,
menos que la luz
porque en la fe me abraso;
menos que el gemido,
porque la voz me ahoga.

Soy deshecho que deshace
entre el amor la sangre que te di.

Aléjate de mí,
redime tu vida en mi distancia
con el arma del paso y el avance.
Muéreme en tu boca
y sea yo palabra en tu memoria.


Laura Gómez Recas
Imagen: "Relojes", Jaime G. Recas




En Éfeso


En Éfeso,
llevóse el agua las espigas,
las olas de azahar de los naranjos,
el amarillo glauco del limón.

La ciénaga ocultó el seno del muelle
y para siempre acalló el ruido del mar.

Se han quedado las calles caminando,
con amante dolor, a la bahía.

Quedó el río quieto entre los mármoles
porque no tiene a dónde ni por qué.

Porque no tiene a quién ni para qué.
Laura Gómez Recas
Imagen: Éfeso, Laura G. Recas

Transferenzias Madrid - Bruselas


TRANSFERENZIAS
MADRID - BRUSELAS

Sábado 12 de mayo
19.30 horas

en

ESPACIO ON BRUSELAS
172, Ohausée d'Etterbeek (quartier européen)
1040 - Bruxelles

Transfieren:

Bruselas

 Ignacio Clavero, Javier La Orden, José Miguel Arranz, Luisa Antolín y Xavier Queipo

Madrid
 Alfredo Piquer, Ana Galán, Gonzalo Melgar, Isabel Miguel, Laura Gómez Recas y Teodoro Rubio



Dolor



¡Qué terrible dolor esta blancura
sobre tus brazos libres
que sostienen un cielo
sin profanar!


Laura Gómez Recas
Fotografía: Ángeles Fernangómez

Álora , la bien cercada nº 28

Coordinada por Isabel Miguel

Intervienen:

  José Sánchez Moreno, alcalde del Exmo. Ayuntamiento de Álora (Málaga)
 Miguel Losada.
 José María Lopera, director de la revista.

Presentan:
  Carmen Feito Maeso y Laura Gómez Recas

Leerán sus poemas:
. Juan José Alcolea
. Antonio Capilla
. Alejandro Céspedes
. Ángeles Fernangómez
. Ana Garrido.
. Óscar Martín Centeno
. Isabel Miguel
. Pepa Nieto
. María Antonia Ortega
. Arantxa Oteo
. Emilio Porta
. Rafael Soler

Voces de Mujer contra el Maltrato


ATENEO DE MADRID

SECCIÓN DE PENSAMIENTO MARGINAL

Domingo 18 de marzo de 2012
A las 8 de la tarde en la Sala Nueva Estafeta (2ª planta)


Tertulia
Voces de Mujer contra el Maltrato

Coordinación: María Sangüesa

Poemas de

MAITE CUESTA
ÁNGELES FERNANGÓMEZ
LAURA GÓMEZ RECAS
LUISA GARCÍA OCHOA
ROSA JIMENA

Cartel: Ángeles Fernangómez

Nunca es suficiente



Escucho las sonrisas de los otros
como si fueran líneas divisorias de dos mundos
y escribo, entretenida entre los dedos la memoria,
como si el acanto que adorna mis pilares
estuviera a punto de languidecer.

Quizás el territorio que describo es de sombra
y ese palio imperfecto de las nubes
perfile las palabras que acumulo.
Quizás el tantear el blanco de la hoja
haga de mis horas cuchillas afiladas
para despejar la tremenda humedad de los silencios.

Y siento que mi voz no llega,
que nunca es suficiente mi garganta,
que la línea del sendero es fragmentaria
por puro sincretismo en lo mediocre.
Laura Gómez Recas
Fotografía: Brandan

Poesía en Sidecar



POESÍA EN SIDECAR

El 2º día del 2º mes del año,

jueves 2 de febrero de 2012


en


LIBERTAD 8

C/ Libertad, nº 8 (Madrid)


Dos conductores hablarán sobre un sidecar averiado, roto y desvencijado.


JESÚS ARROYO Y LAURA GÓMEZ RECAS


A Cielo Abierto en La Lobera de Gredos


Sonreír no tiene mérito bajo esta fronda
abotargada de palabras que se insertan a las nubes.
Vivir es labor sencilla
que nos hace mendicantes del minuto;
sólo la piedra es eterna y la tímida luna
nos recuerda que somos arcilla perecedera.

La roca de Los Galayos atalaya las miradas
y la noche se hace verso para dormir en el regazo
del elemento natural que entraña un árbol.


~o~o~o~

El "Proyecto A Cielo Abierto" (integración del Arte en la Naturaleza del lugar), quiere contar con los Poetas de "POÉTICA EN GREDOS", coordinado por Ángeles Fernangómez.
Para llevarlo a cabo, han invitado a sus poetas a disfrutar de un fin de semana productivo, colocando, grabando, pintando versos en soportes naturales para conseguir que también la poesía forme parte de su entorno, tan privilegiado.


Fin de semana del 27 al 29 de Enero de 2012

Laura Gómez Recas
Imagen: Ángeles Fernangómez

Déjame



Déjame pensarme dentro del baile
de las hojas amarillas…

No deseo templanza de razón,
ni extraviar la mirada
curvando el horizonte de las aguas.

Déjame balancearme en el gozo
que confiere el azar
al radiante descenso hacia la muerte…




Laura Gómez Recas
Fotografía: Jaime G. Recas