Desde la manija omnipresente...



Laura Gómez Recas
Fotografía: NASA

Frialdad




Frialdad desde la franja de los pies
hasta el almohadón fruncido de los labios.
Hielo de mármol que, entre vetas,
mide la distancia entre los cuerpos
entre sí,
entre nos,
entre el tren que se aleja
y el andén de una estación sin reloj.

Laura G. Recas
Fotografía: Jaime G. Recas


Recital de Poesía



Somos dos.
Y si uno más uno son dos sobre la cuadrícula de la matemática, la fórmula que arranca vocablos a la entraña comunicacional empequeñece la excelencia numérica de la operación del universo binario. Porque sobre un verso, tapizando de alma los sumandos, uno más uno no son dos, sino el número que nombra al infinito que, por otra parte, no sabemos si existe, pero nos lo hemos inventado.

La luz de dos sobre la tabla meta-numérica de la poesía puede elevar a potencia lo que, en un principio, fue una simple combinación aritmética... y, además, añadir un encaje logarítmico de femenina sensualidad.
Somos dos.
Pero uno más uno, ahora, no van a ser dos.

Recital de Poesía

JARA BEDMAR (SILBERIA) Y LAURA GÓMEZ RECAS

Presenta:
MIGUEL PASTRANA

Martes 15 de diciembre a las 19.30 hrs.
Biblioteca Rafael Alberti
Calle Sangenjo, 38
Madrid
Organiza la Red de Arte Joven de la Comunidad de Madrid

Diseño del cartel: Daniel Orviz

Convocatoria escrita por Neorrabioso en su blog:

Nunca se sabe, tras el impacto del perdigón, si el pájaro cae a tierra o la tierra asciende hasta el pájaro. Nunca se sabe si el puño impacta en el ojo o el ojo impacta en el puño. ¿Es la tijera la que corta el papel o es el papel el que saja la tijera? El amor es amarillo como una fresa amarilla, me has susurrado en el metro, y tus ojos reflejaban en los míos sementeras de orugas subterráneas. Quizá los poetas sean mágicos o dignos de ser odiados. Quizá vengan a la tierra con las fresas amarillas ya sembradas. A falta de telescopio para el verso, sigo acudiendo a los recitales con mucha desconfianza. Nunca he sabido si los poetas juegan a estafadores o sus labios traen el último boletín de la belleza. Hoy, martes. 19.30. Biblioteca Rafael Alberti. Calle Sangenjo, 38. Metro Herrera Oria. Red de Arte Joven. Silberia y Laura Gómez Recas. Presenta Miguel Pastrana. La poesía ha vuelto y yo no tengo la culpa...

neorrabioso.blogspot.com

Contrapartida

100.4 FM
Martes 15 de diciembre de 2009, a las 16.30 hrs.

Emisión del programa de poesía "CONTRAPARTIDA".
Presentado por CRISTINA COCCA.

Entrevista y poemas de:

ALFREDO PIQUER GARZÓN
YLAURA GÓMEZ RECAS

Secreto


Secreto...
que velo la mañana entre los dedos
cargados de la escama
de nocturnidad sudorosa bendecida.

Secreto...
el aire encarcelado entre paredes,
elemento de pecera improvisada.

Pez,
tú, que a la zalema ornaste con los ojos
y rozaste las esquinas de mi pecho
con la dorsal erguida de tu tronco.

Pez,
yo, que ahormé la entraña a tus aletas,
entre el vigor del beso
y la suave onda embravecida.

Secreto...
que el camino se hizo río,
vándalo navegado por palabras en cascada
y que los techos del mundo se agrietaron
por presión hiriente de acuático suspiro.
La destreza de tus brazos,
bosque de algas,
generó una lupa respirable en la caricia.

Secreto,
tacto acuífero en la sombra,
ahogamiento de la noche en el desvelo.


Laura G. Recas
Fotografía:
 "Reflejo", Estany Negre de Subenuix, Jaime G. Recas

Danza sobre un poema

A Estela, a Eloy y a Elías.

El vuelo de un ave migratoria
gira sobre la tarima del tiempo,
aletea...
y el terral surge a espirales,
zambullidas en el aire que respiro.

Hay una nota nacida en la guitarra
en un rincón del teatro improvisado,
escenario donde juega la poesía
a ser nube de lluvia que desborda.

Hay una voz, en llamas, de varón
que incendia sin fuego la ternura,
una voz que cruje entre las vigas
y rebasa, masculina, los umbrales.

Hay un poeta que, ausente, está presente
y una magia que mata la madera
a taconazos de enjambres presentidos,
salpica con el alma las paredes
y sella el zaguán de la palabra.

La danza de su cuerpo es un poema
de brazos y raíces sobre el torso,
del rizo de su pelo ensortijado
marcando en cada paso un hemistiquio:
de siete en siete, va rimando;
de palma en palma, va llorando;
de giro en giro, enamorando.

Laura G. Recas
Fotografía: "La Lobera de Gredos"
A. Fernangómez

Metáforas contra el fuego inútil


¿Por qué me das calor
si una llama verde me alumbra?
¿Por qué esa voracidad herbívora
codicia las leñosas lindes de mi ser?
¿Por qué la idolatría a la vileza
apacigua tu abdomen
y sacia al dios de la inconsciencia?
¿Por qué veneras al amo y señor de la cerilla
y no enjuagas tu aliento con la lluvia?

Entre las nervudas hojas y los musgos,
entre las flores, las bayas, los esquejes,
entre los tallos que fondean bajo tierra,
aspirando humedades y silencios,
hay una inmóvil presencia que te tiembla,
y que acusa al canalla que te atiza.

A Javier Heras, poeta y profesor

Gris de mi ser que me persigue


Daría mi sombra,
gris de mi ser que me persigue,
por espirar el duelo
y arañar la estela del naufragio.

Todo síntoma que recorro
me conduce al centro
que en mí escarbo.
Toda calentura que palpo
orienta a la certeza
el sentido inconcluso de mis dedos.

Verdades abiertas de la herida
y pupilas amantes de la sangre
que exigen atravesarme en la tormenta.
Vendavales llenos de mañanas
que recorren mi valle,
garganta abajo...
hasta el vientre...
hasta más allá de lo punible.

Siena.
Es el color de la víscera
que apuntala mi cuerpo.
Porque de tierra es el crisol
en donde arraigo,
sin más habitabilidad
que el barro simple del que libo.
Tierra.
Mineral nostálgico del abrazo
para yacer, honrar y laborar
cada vez que el oxígeno me invade
y aquilata la arqueta del amor.

Daría mi sombra,
gris de mi ser que me persigue,
por endulzar la boca
y anudar un señuelo a la sonrisa.

©"Desiserátum", Laura G. Recas
Acuarela: "Paisaje", Laura G. Recas

Universos Diversos. Poesía del siglo XXI.


PRESENTACIÓN OFICIAL:
SÁBADO 26 DE SEPTIEMBRE A LAS 19H.
C/ Duque de Osuna, 4
22 autores prologados
110 poemas
144 páginas

Autores de la Antología
Blanca Sandino (España)
Luis Oroz (España)
Rafael Calle (España)
José Juan Martínez Ferreiro (España)
Paula Malugani (Argentina)
Alejandra Craules Bretón (Méjico)
Magdalena Salamanca (España)
Julián Borao (España)
Mónica López Bordón (España)
Julio González Alonso (España)
Alejandra Menassa (España)
Ramón Carballal Durán (España)
Laura Gómez Recas (España)
José Manuel Sáiz (España)
Mónica Angelino (Argentina)
Manuel González Vales (España)
Yolanda Cañas Arias (Colombia)
Héctor Medina (Colombia)
Magdalena Jiménez de la Plata (España)
Abraham Chinchillas (Méjico)
Leticia de Santos (Méjico)
Alonso de Molina (España)
Prologuista: Jerónimo Muñoz (España)

Lectura de poemas de los autores presentes. Rendiremos un sencillo homenaje a la coautora Blanca Sandino. Al finalizar el acto se servirá un cóctel.

Desinencia


Cuando se mermó la espuma
no supieron leer los posos
que habían gravitado bajo ella
y desnudaron la garganta
como tántalos
para serenar las corrientes
que en el recipiente de sus venas
chocaban con las paredes.

No hubo respuesta.
Todos los verbos coincidieron
en conjugación subjuntiva,
sin más porvenir
que el mosto de la uva
en vidrio incapaz de ennoblecer.

Un caleidoscopio, la alcoba,
donde encontrar simetría
en la batalla que desollaba
la sábana de los cuerpos
privados del plural...
volteados en la negrura
de un silencio
enfermo de aniversarios.

©"Desiderátum", Laura G. Recas
Fotografía: "Nubes de Júpiter", de Galileo Project, JPL; NASA

Sin puntos suspensivos



Dices que mermo tus celdas habitables
cada vez que mis palabras se alzan e impacientan
y que el día es un camino irresoluble,
interrogante abierto sin puntos suspensivos.
Entre el azul comatoso de la alcoba
y el cobalto del verbo que está ausente,
se enredan como bucles nuestros dedos
y no encuentran el cuerpo que hay al lado.

Horas de rémora en el topacio de los sueños,
irrecuperables por la solidez de nuestros labios,
se han ido apalancando entre las sábanas
y engendran una prole adherida a la pared.

Ya no encuentras el oro en mi garganta
porque solo hay espacio en busca de la ola
y no la gruta generosa de la dádiva dorada.
Anidaron mis aves en la espalda de la luna,
en el reino de la sombra,
donde el negro dicta del amor los desatinos.
Las cárceles se abrieron con lima de metales
forjados al calor de mis hogueras
y no hallas el cobijo de mi carne
porque el hueso subsiste en desnudez
y hay vaho en los tejidos que te sienten.

©"Desiderátum", Laura G. Recas
Fotografía: 
"Sendero del Cañón del Añisclo", Jaime G. Recas

No me dejes caer

No me dejes caer,
que estoy cayendo,
aunque la distancia
sea tu escudo
de indiferencia
sin palabras.

No me dejes caer,
que estoy cayendo
hacia la sombra
que tu luz no habita,
lejos de ti,
sin ser yo misma
en la demencia
del recuerdo.

No me dejes caer,
que estoy cayendo
y no pueden mis ojos
en descenso
abandonar el claustro
de tus ojos.

No me dejes caer,
que me desplomo
sin saber si es de sangre
el derrumbe
o solo soy caedura
del telar de tu desaire.
©"Desiderátum", Laura G. Recas
Fotografía: "Estany Tort, refugi de J.M. Blanc", Jaime G. Recas

Tras todas las muertes



No voy a descansar en este empeño
de ser más de ti que de otra cosa,
de sentirte parte de mi todo,
de llamarme con el nombre de tu boca.

Podrá ser que se abotone el horizonte
y no se halle un resquicio para el sol,
o que el piélago del alma malherida
emborrache el destino de mis ojos.

Podrá ser que no haya tierra donde serme
lejos de lo que ya no tendré nunca,
o que las humedades del recuerdo
taponen con la herrumbre mi palabra.

Pero no descansaré mientras te sueñe
en la sinagoga del desvelo,
en el monasterio donde crujen
los pasos detenidos del silencio,
en la mastaba que me guarda
ahora que la vida se me ha muerto.

No descansaré mientras me viva
y me muera y resucite y me reviva
tras todas las muertes que has hablado,
tras todas las muertes que has callado,
tras todas las muertes que me has dado.


©"Desiderátum", Laura G. Recas
Fotografía: "Eclipse lunar en tres fases", NASA

Crisálida

Anduve tras la crisálida
y tejí con las sedas
un capullo hermoso
y amarillo.

Dentro, anidó el musgo,
arrullo de tu piel desde mi tacto,
y la mora que mis dedos
amasaron alimento
para tus labios.

Se deshojaron los años
y el capullo fue morada
de esperas llena.

Cuando a la mansedumbre
de mi carne
le crecieron alas,
transparencias
de verso fulminante,
devoré el vacío
que acunaba al nido
y me desplegué,
mesura en movimiento,
con tiento en oscilación,
para no sucumbir
al refugio devanado.

Vano,
el despertar
se desbarató
bajo el agua de tu voz:
en la gruta de tu beso
se gestó
voluntaria
mi mudanza.
©"La palabra detenida", Laura G. Recas
Fotografía: Llamarada de energía solar magnética
TRACE-NASA

Femenino e Inteligente

PREMIO
"ESTE BLOG ES FEMENINO E INTELIGENTE"

Concedido por "Vivir para contarla" , de Mónica López Bordón, a Hortus Liber

Reglas:
Escribir un cuento o poesía con las palabras: amor, sexo, vida, literatura, cine, viaje.
Conceder el premio a siete blogs de mujeres.


FUGAZ
En un cine de verano
el viaje terminó bajo el vestido
y la alcoba de su sexo
no anheló literatura,
sólo un tacto de piel dando la vida
y un mordisco de amor para quitarla.


Hortus Liber concede el premio a:                                              
Coreografía de emociones
Poeta en paro
El peso de la brisa

Caramelo de luna
La ruta de la seda
Silberia
El nido de paloma               
                                                                               

Poesía para Los Diablos Azules

Intentaré vaciarme de mí para llenar el espacio que hay del escenario a la puerta, abrir los labios y esparcirme en palabras.

Y... ocurrió lo que no me esperaba: el espacio que hay del escenario a la puerta se llenó de cariño, de corazones dispuestos a escuchar aquello que en mi soledad resuelvo en poesía... Y fue más fuerte el silencio de ellos que todo el reino de mi palabra.

GRACIAS A TODOS POR HACERME TAN FELIZ

Y A TI, PAPÁ, POR SENTARTE JUNTO A MÍ...
*********

Una de las cosas más poderosas del choque de los sentimientos es el flujo incontrolado de la poesía. Alejandra Menassa, estuvo en el recital y ha publicado ese poema en "Poetas de Hoy". Gracias, Alejandra.

A Laura Gómez Recas, poeta y amiga.

Ayer te escuché temblarme todo el cuerpo,
poesía.

Un encuentro así te muele los huesos,
los hace polvo de palabras.

Sacude sinsabores del alma,
Deshace espejismos en la noche.

Un encuentro así
te empuja al escritorio,

fusila los prejuicios,
desarma las excusas.

Hoy te besé en los labios, poesía.

Me supiste a libertad.

Hoy lloré todas las lágrimas
y no vertí ninguna.

Hoy reí todas las risas en silencio
y sentí todos los estremecimientos.

Un encuentro así, hace la noche sueño.

Alejandra Menassa de Lucía

**********

Llevo dentro las palabras
y soy palabra.
Me conjugo, me abandono,
me retomo, me entretengo,
me condeno, me doblego,
me rebelo, me engrandezco,
me enmaraño entre las letras
y me tropiezo.
Me levanto y me acumulo,
me persigo, me delato,
me sorprendo y me detengo,
me arrojo desde la coma
y caigo y caigo y ya vuelo...
y me estrello en el papel.
Laura G. Recas
Viernes 22 de mayo, a las 21.30 hrs.

Entre los ojos



Converge la simplicidad entre los ojos
e invade la eternidad pluvial del lagrimal...
para creer sólo en el tacto de la vista,
sin fe en lo etéreo que el verso alarga
con la perfidia de confianzas caducas.

No seré más sentimiento entre las letras,
sino meandro taimado entre calizas
de sinuosidad ardua y caricia curva
que defienda el trecho entre mis ojos
de la cruz albina del embuste.


©"La palabra detenida", Laura G. Recas
Detalle de ©"Mujer con mariposa", 
de José Miguel Ilundain Vilà

La piel amada




Me pregunto
por qué la piel amada
se cubre con la escama del pez
y discurre entre mis manos
impaciente y pasajera.

Quizás nunca fue lienzo mío
la lenta tormenta de su olor,
quizás, si mío fue un día,
no supe tejer red para besarlo
con eterno beso sin palabra.




©"Llámame azul", Laura G. Recas
Dibujo: ©"Mujer de espaldas", Josefina C. Piris

Mediterráneo

"Mediterráneo II"
Francisco Solana
Óleo sobre lienzo


Mediterráneo o alma en pleamar,
aguamarina o gema desmigada
que rompe los centímetros del agua
en mil dosis de indómito placebo.

Se desgarran las mil tonalidades
en las fauces de la voraz retina,
como arco iris del ancho rompeolas,
haciendo escala en el cadmio o el marengo,
botando en los apoyos del cobalto,
esquivando magentas y escarlatas,
retozando, después, en amarillos...
que el arnés se asegura en el cinabrio
farero de la costa o cicatriz
con los pinos, la aulaga y la garriga.

Mosaico o fortaleza de un poblado
cubierto de tintura sobre cal,
sediento fotograma del pigmento,
que concede pretexto a la mirada
para amar la difracción de la luz,
o del sol, o del mar, o del calor...


©"Mediterráneo", Laura G. Recas.Inspirado en el cuadro ©"Mediterráneo II", de Francisco Solana

Descarte



Descartemos lo trémulo del enroque,
custodiemos la distancia
que entre mis labios y tu boca
hiló una araña desalmada...
Una vez acunada en caja musical
para ser pasto del hambre fetichista,
saciaremos la sed de la memoria,
ese estanque que atranca las gónadas
y atemoriza neuronas despistadas
en el caminar hacia la duna del quizás.

Así sabremos definirnos,
sabremos vivir lo que te encharca
sin el temor pútrido y la duda,
sin el embuste que en raíces apresaba
y nos va hundiendo en el humus
que nutre a las setas venenosas.

©"La palabra detenida", Laura G. Recas
Fotografía: Muscaria, Laura G. Recas

Lluevo


Sobre papel mojado
lluevo.

Mi alma, pulverizada,
detona y copula
con el blanco que me espera.

Lluevo
sobre papel mojado,
fundida en desconsuelo.

Me vierto en agua sobre él.
Albo amante:
me contempla y me devora.



©"El alma deshilachada", Laura Gómez Recas
Fotografía, Ángeles Fernangómez

Muerte capital en plena vida



¿Por qué se caen las flores de mis manos
cuando pienso, amor, en tus raíces?

No es dolor clavado a un calendario
lo que llevo en el envés de mi sutura,
es muerte capital en plena vida,
regada con mis venas, insurgente,
ubérrima, feraz, llena de brotes,
muerte de fecunda amanecida,
que habita en el embozo de tu ayer
y alimenta mi boca cada día.


©"La palabra detenida", Laura G. Recas
Fotografía: Laura G. Recas


Decapítame


Decapítame,
dame la ortiga,
devórame el espacio
en el que muero…
Despieza
cada parte de mi cuerpo,
cúbreme de cal,
dame salitre
y fía a la intemperie
mi semblante.

Seré pasto de los lobos,
arena en la ventisca,
seré aurora
tapizada de tormenta,
tierra agostada,
cecina enjuta…
Seré lo que tú quieras
que yo sea:
sólo un verso de ayer,
una jactancia,
un buen poema.
©"La palabra detenida", Laura Gómez Recas
©"Marioneta", José Miguel Ilundain Vilà

Una jauría de besos sublevados



Una jauría de besos sublevados
subyugó el tiempo y el espacio,
arrinconándolos no se sabe dónde:
si entre los dedos de las manos,
si entre los labios imantados,
si entre los pechos inundados
o directamente fuera,
dejando aislados los dos cuerpos,
trasladados al limbo de la nada
donde nada es casual y transferible
donde todo es rotundo en su certeza.

Y en aquel lugar irreversible,
las dos mentes fundidas en su mundo,
se invadieron con la firmeza del tacto,
con sueños mutilados y acallados
y un manantial de urgencia
que emergió sin hallar cauce
para viajar en libre torrentera.

Una jauría de besos sublevados
penetró en el abismo de la vida,
amotinada brasa que a su rastro
calcinó la ciénaga decente
y el contrato espurio y apropiado.

©"La dársena", Laura G. Recas
Fotografía: Centaurus A. Agujero negro. NASA

No hay lugar



Ha quedado el tálamo herido
y no hay lugar donde yacer.
Sólo piedra y liquen soportan
el peso del pensamiento,
como sábana ancestral
donde posarse.
Un manto lunar arropa
lo que soy, lo que de mí queda
bajo la herida de muerte
que vomita el alma.
No necesito más batallas,
ni más abrazos,
estando aquí apostada en el vacío
de una nada acuciante y estrellada.

©"Luna sobre púrpura", Laura G. Recas
Fotografía "Margarita recostada", Jaime G. Recas

Carmín


Cae el carmín de mis labios,
prisión de tu boca,
al deslizar tu lengua,
como un soborno,
sobre los carceleros que te besan.


©"Luna sobre púrpura", Laura G. Recas

Cuarta ausencia

La testaruda gracia del espejo
migra hacia el sur,
epicentro en ruinas del hayedo
en el que modelas la fe
que me abandona.

Partióseme la aldaba
en dos axiomas,
de tanto golpear en tu cerebro.

©"Cincuenta ausencias", Laura G. Recas
Fotografía: Hayedo en el cañón del Añisclo (Huesca), Jaime G. Recas

Descríbeme


Descríbeme la verdad sobre este lienzo
que no verán tus ojos, ahora turbios.
Traza la cartografía del desdén
entre los huecos oscuros de mis huesos,
para entender la geometría
que une las estrellas al silencio.
No soy más que polvo errático en vacío
sin lugar donde posar mi ínfimo ser.

©"Luna sobre púrpura", Laura G. Recas
Fotografía: ©"Cometa Lulin desde el bosque", de Bill Ingalls